5enero.JPG


Para hablar del juego de “negritos” tenemos que remontarnos hacia 1607, cuando en la Nueva Granada se llevó a cabo un levantamiento de los negros esclavos en la población antioqueña de Remedios, donde funcionaban numerosas minas de oro. Aquí tuvo que intervenir la corte española a través de una cédula real que llama a la cordura y los convidaba a volver a donde sus amos con la promesa de no ser castigados, logrando así que no propagara el mal ejemplo. Este mismo hecho se repite años después pero con la diferencia
blancos-negros.jpg que en esta oportunidad era pacíficamente, que pedían un día de libertad en compensación del tiempo continuo y arduo trabajo. La petición fue elevada por los negros del Cauca a sus autoridades, quienes a su vez elevaron solicitud a su Majestad. Después de algún tiempo de espera dice Neftalí Benavides Rivera: Llégale cajón de España y entre los documentos reales y de trascendencia que desde la Península eran remitidos, estaba la respuesta a la petición de los negros la que señalaba el día 5 de enero, víspera de los Santos Reyes Magos como día libre, el documento expresaba: “EL PRINCIPE, DÍA VACO PARA LOS NEGROS ESCLAVOS”. Agora entendiendo dicha relayón e solicitud de muchos esclavos negros de dicha provincia vengo a deciros a voz que se acoge paternalmente dicha solicitud y se dará día vaco enteramente a los negros y será el 5 de enero, víspera de la fiestas de las Santas Majestades y venerando estima a la Santa Majestad del Rey Negro. Fechada en Madrid. “Yo el Príncipe”.
Esta noticia fue dada a conocer por bando en Popayán y así fue como el 5 de enero, se declara día libre para las gentes de color que empiezan con festejo en la ciudad de Pubenza. Posteriormente se regó por el sur, tomando gran fuerza en Pasto, según el cronista Cordobés Moure, en esta ciudad se juega desde 1854, este día ha tomado un gran impulso, se juega cultamente, con cosméticos de excelente calidad y se agolpa la ciudadanía pastusa en los sitios que la Organización del Carnaval asigna para ubicar tablados y orquestas en donde la diversión es el común denominador entre sus habitantes.
El 5 de enero está dedicado al día de los Negros. Durante esta jornada se conmemora el día en que los esclavos de origen africano tenían libre para dar rienda suelta a sus desahogos lúdicos y negros.jpgla gente juega y baila en las calles y en los lugares públicos de jolgorio a pintarse de negro, usando cremas cosméticas elaboradas con ese fin, aunque también se recurre a betunes y otras pinturas siliconadas de color negro. El motto de ese día es: Que vivan los Negros!
Por tradición, la Reina de los Carnavales, recorre la ciudad en una caravana, repartiendo cosmético e invitando a los visitantes ilustres a unirse al juego bajo la frase: ¡Una pintica por favor!, la cual se usaba en los primeros días del Carnaval.
La importancia de este día radica en que todo el colectivo urbano pastuso, desfoga sus deseos reprimidos, puesto que el cosmético les sirve, como máscara y al mismo tiempo para homogeneizar a todas las clases sociales y grupos étnicos, como una sola gran familia asentada en las faldas del Taita Urcunina.
Durante toda la jornada se presentan variadas orquestas (tradición adoptada en los años 60's) en los diversos parques de la ciudad y los medios de comunicación locales (radio y TV) se dedican a visitar a los diversos talleres artesanales con el fin de descubrir los motivos que engalanarán el desfile de Carrozas del Día de Blancos.