DESFILEDE AÑOSVIEJOS
31 DE DICIEMBRE



Los Años Viejos son muñecos alusivos a personajes públicos o situaciones sociale31frt.jpgs, que por medio de lenguaje satírico, crítico e irónico representan acciones gratas e ingratas de personajes y sucesos destacados en el año que está próximo a terminar.
Personaje que se respete, no importa quien sea, debe estar presente en el tradicional desfile.
Se celebra el 31 de Diciembre y se trata de un desfile muy alegra donde de forma satírica, crítica
o irónica se trata de mostrar la realidad de la ciudad, el país o hacer alusión a algún per
viejo3_coretsia_pasto.jpg
sonaje público a través del uso de monigotes.
El 31 de diciembre de cada año, las calles de la ciudad se llenan de muñecos elaborados con ropa vieja, papel y aserrín, (y antiguamente pólvora) que representan el año viejo que acabará a la medianoche cuando sean quemados en un ritual de remotos y profundos significados. Desde temprano ese día, chiquillos que acuden a los transeúntes con ansiosas solicitudes
de dinero de tipo: "una limosnita para el año viejo, por favor" y las "viudas" representadas usualmente por hombres disfrazados de negro
y la cara con velos oscuros solicitan ayudas para el "entierro decoroso" o cremación del "difunto"inmediatamente después de las doce de la noche. El evento principal del día con participación de multitudes es el conocido como "Desfile de Años Viejos" en el cual, a través del recorrido de la Senda del Carnaval, desfilan pequeñas carrozas de elaboración artesanal, de calidad y tamaño inferior a las de los días de carnaval, haciendo alegoría a los hechos del año -en especial tocando temas políticos-, en las cuales el año que agoniza deja en un "testamento" cargado de ironías, todo lo que ha representado significantes en ese periodo para la ciudad y el país. Los creadores de los mejores muñecos, reciben premios en efectivo. Antecede al desfile una pequeña muestra de carros antiguos.AÑOVIEJO_PASTOREVEILLON2.jpg
El Año Viejo se elabora tradicionalmente en papel encolado y cartón, trapos, viruta de madera o con materiales desechables, muchas veces vestido con ropa usada. Para muchos puede ser un matachín, para otros, el muñeco bien trajeado.
El muñeco debe ser la figura central de la creación representada, debe ir dispuesto convenientemente sobre una plataforma o carreta no motorizada.
El motivo ganador sea quemado en la Plaza del Carnaval al terminar ese día, en medio de la verbena popular que generalmente organizan las autoridades municipales para recibir el año nuevo, y es posible que en esos momentos en realidad la ciudad comienza a ser invadida con el espíritu lúdico y catártico del carnaval. De esta manera se garantiza un espectáculo sano y digno.